Pasar al contenido principal

Animales domésticos

Nuestros animales domésticos, como parte de esta biodiversidad, nos acercan los valores de la lealtad, de la compañía, nos ayudan como nexos de unión entre nuestra sociedad y el patrimonio natural. Es por esto que necesitamos devolverles lo que nos dan cuidándolos y protegiéndolos. El bienestar animal es una parte muy importante en las sociedades desarrolladas. Contamos contigo para avanzar.

Hay que tener en cuenta que existen diferentes regulaciones u ordenanzas para asegurar una buena convivencia y garantizar en todo momento el buen estado y cuidado de nuestros animales.

El poseedor de un animal, sin perjuicio de la responsabilidad civil subsidiaria del propietario, será responsable de los daños y molestias que ocasione a las personas, animales, cosas, espacios públicos y al medio natural en general, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1905 del Código Civil, y con sujeción a la legislación aplicable en su caso.  Además, deberá cuidar en todo momento de que no ensucien las vías y espacios de uso público con sus deposiciones. En el caso de producirse estas, están obligados a limpiar los excrementos de manera inmediata desde el punto de vista higiénico.

Todos los animales, cuando transiten o circulen por vías públicas o zonas verdes, tienen que ir debidamente controlados mediante cadena, correa y collar, u otro medio más ajustado para cada especie, excepto en aquellos lugares y horarios que el Ayuntamiento determine zona de esparcimiento, sujeta a las condiciones que se determinen.

Hace falta resaltar que los perros potencialmente peligrosos que transiten o circulen por vías públicas o zonas verdes irán provistos de bozal.

La posesión de animales potencialmente peligrosos requerirá la obtención, con carácter previo a la adquisición del animal, de la correspondiente licencia municipal, que se expedirá en el Ayuntamiento de residencia habitual del propietario. Estas licencias tendrán una vigencia de cinco años, transcurrido ese período deberán ser objeto de renovación, por período de igual duración. Para la obtención de la licencia municipal será necesario el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad.
  • No haber sido condenado por delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, de asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con alguna de las sanciones accesorias de las previstas en el apartado 3 del artículo 13 de la Ley 50/1999, de 23 de diciembre , sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • Disponer de certificado de capacidad física y aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros que pueda causar el animal, con una cobertura mínima de 125.000 Euros. Este seguro deberá renovarse anualmente. Habrá un seguro por cada animal.